Piel atópica en adultos

Dermatitis atópica en adultos

En la fase adulta (pre-adolescencia y vida adulta), las lesiones se hacen más crónicas y persistentes y el signo que predomina es la sequedad cutánea junto con el característico prurito (picazón generalizada o en lugar localizado). Las lesiones suelen ser más crónicas y persistentes, siendo más frecuentes en los pliegues, especialmente en la nuca, las caras laterales del cuello, muñecas y dorso de los pies.

En la edad adulta las lesiones se manifiestan especialmente en las extremidades (pies, manos), parte trasera de las piernas.