cuidado de la piel delicada

El fascinante mundo de la ciencia cosmética

Para que un cosmético no sea sólo una ilusión si no que cumpla las promesas que el marketing anuncia debe ser estable y estar correctamente formulado. Según el reglamento Europeo, FORMA COSMÉTICA (REGLAMENTO EUROPEO 1223/2009) es la disposición individualizada que adopta un cosmético, para su correcta utilización. Esta definición tan científica viene a decir que aunque pongamos en un producto el activo más potente antiarrugas o antiflacidez que exista, si no está formulado para que penetre en las capas más profundas de la piel no servirá de nada. Si no es estable en su formulación e incluso en su formulación…